Técnicas estéticas para acabar con la grasa


Por mucho empeño que pongamos en llevar una dieta sana y hacer ejercicio durante el verano, hay que reconocer que estos meses son grandes enemigos de nuestros buenos hábitos y propósitos. Por eso, es normal que, después de las comilonas con los familiares y amigos y de de la vida sedentaria que llevamos en vacaciones la grasa se vaya acumulando en lugares indeseables. Por eso, después del verano llega la hora de volver a la rutina, a llevar una alimentación saludable y a hacer deporte. Pero además, podemos complementar nuestros buenos hábitos con ciertos tratamientos de estética que nos ayuden a eliminar la grasa de una manera más eficaz.

Para acabar con la grasa localizada más rebelde,proponemos  la combinación de estos tres tratamientos.

Mesoterapia

Se trata de infiltrar principios activos alopáticos u homeopáticos en las zonas que queremos mejorar. En función del tipo de grasa que tengamos y de la apariencia de nuestra piel, el especialista nos recomendará un tratamiento u otro. Gracias al aparato, se controla la infiltración en profundidad y también la dosis adecuada.

Radiofrecuencia

Este tratemiento es un gran aliado tanto de la mesoterapia como de la carboxiterapia. Ideal para combatir la celulitis. Se lleva a cabo un calentamiento de la piel tanto en la superficie como en profundidad y se favorece el drenaje linfático de la grasa, mejorando la circulación de la zona y estimulando la formación de colágeno nuevo.

Carboxiterapia

Es un tratamiento especialmente recomendado para aquellas personas que presenten flacidez o celulitis en la piel. Se realizan infiltraciones de gas CO2 a través de una pequeña aguja en la zona a tratar. El intercambio gaseoso que se produce da lugar a una oxigenación de los tejidos, estimulando la síntesis del colágenos, restaurando la microcirulación y mejoran la elasticidad de la piel.

Además, el tejido celular subcutáneo se distiende, liberando serotonina, bradiquinina, histamina y catecolaminas, lo que estimula los receptores beta-adrenérgicos y genera una lipólisis (descomposición de la grasa).

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *